The last Wedding 2013. Una boda Vintage.

 

Este post, va dedicado a la última boda del año. Y sí, me consta que voy con retraso pero eso no quita que sea la más merecida a la que destino este post con todo mi cariño.

Fue una boda muy vintage con toques rústicos y florales. He de deciros que como toda invitada, no portaba una gran cámara, así que espero que los detalles se vean lo suficientemente bien como para haceros a la idea de lo romántica que fue. Una boda que no tenía ni el más mínimo detalle sin estudiar para que todo fuera lo más confortable para sus invitados. Un gran día, una gran boda y aún más, unos grandes novios.

Invitación de una boda vintage

Invitación de una boda vintage

Para la ocasión estuve pensando qué podría llevar a una boda que nos quedaba a la mitad del mapa de España en Agosto. Al final caí en un vestido que me encanta de color tornasolado de la marca Extar & Panno. Un color muy original pero bastante delicado de combinar. Finalmente ¡Dí con la tecla!

Vestido (en el fondo): Extar & Panno (P/V 2011). Vestido (en el fondo): Extar & Panno (P/V 2011). Zapatos: Lody (P/V 2013). Bolso: Nine West (P/V 2012).

Vestido (en el fondo): Extar & Panno (P/V 2011).
Zapatos: Lody (P/V 2013).
Bolso: Nine West (P/V 2012).

La boda se celebro en la pequeña Iglesia de Santa Eulalia de Mérida en Valdeprados, Segovia, una iglesia del S. XVIII muy romántica en un pueblo que no deja a indiferente a nadie por su sencillez. Casi no entrábamos en la iglesia pero fue un gustazo porque era toda una reunión de amigos los que nos encontrábamos allí, ese gran día 3 de agosto del 2013, para celebrar la unión de dos grandes personas en un pequeño pueblo con encanto tan lejos de Málaga.

© fotografía de Alfonso Fernandez.

© fotografía de Alfonso Fernandez.

© fotografía de Alfonso Fernández.

© fotografía de Alfonso Fernandez.

© fotografía de Alfonso Fernández.

Además a la salida, nos repartieron conos de arroz hechos de papel Kraft y cerrados con washi paste. Una idea muy original hecho handmade por los novios (una pena que no vea mucho el detalle ).

Conos de arroz Vintage

Aquí os muestro algunas fotos muy bonitas de este gran día.

IMG_4983. vintage

© MarketSI

© Sara Lobla

A la salida nos esperaban unos autobuses con destino a la finca donde sería la celebración, la Finca Aldeallana.

Nos dejaron en mitad del campo, junto a un divertido  y refrescante puesto de limonada que tenía un sofá y un par de butacones, mientras los novios aparecían en el coche nupcial que para darle a este evento un toque más provenzal, eligieron un Fiat 500 blanco con la capota de color burdeos.

MarketSI

© MarketSI

© Sara Lobla.

 

La finca tenía un gran decoración .

De hecho, los novios nos dejaron en la entrada un detalle por parte de él y un detalle por parte de ella. Me pareció muy original aún más cuando vi que una de las cosas era una pareja de mermeladas de distinto sabor, hecha por la madre de la novia, y envasada, etiquetada y envuelta por la protagonista. Me contaba que aunque vive en Londres se hizo con la tela en Madrid. El resultado, un regalo súper mono, muy vintage y handmade. Felicidades a la madre por todo el trabajo que seguro que le llevó su elaboración.

Detalles boda vintage

© MarketSI

Además, me encantaron dos detalles más. En la recepción, mientras esperábamos a los novios, junto a nuestra copa de bienvenida nos encontramos a un señor haciendo pulpo a la Gallega en honor a la novia que es de Orense. Y al final de la cena brindamos con un vino dulce propio de la tierra Malagueña a la que pertenece el novio.

En cuanto a la decoración del interior de la carpa, por la noche, no tuvo desperdicio alguno. Aquí os muestro algunas fotos muy bonitas.

Decoración de mesa.

Decoración de mesa.

Centro del Salón

Centro del Salón

IMG_5013. vintage

Con esta última foto me despido porque si tuviera que hablar de lo espectacular que fue aquel día, no acabaría nunca.

Espero que os haya gustado y aún más a los novios.

Deja un comentario